[ projects

[ exhibitions
[ archives txt

[ intima
[ igor.s
[ awards
[ contacts
[ tv intima

  

[ slovensko


intima virtual base - www.intima.org


Amor sin compasión


AV: Antes que nada, una pregunta introductoria, fácil y nada teórica: ?Podría presentarse a los lectores? ?podría explicar brevemente su currículum y anadir un par de detalles adicionales que considere apropiados /interesantes...?

IS: Estas preguntas introductorias, fáciles y no teóricas suelen ser las más difíciles. últimamente, cuando me encuentro en una situación donde se supone que tengo que presentarme, digo que soy un íntimo comunicador móvil. Porque lo que he estado haciendo estos últimos siete anos en la red y antes, durante cuatro anos en el teatro, es comunicación íntima. Una comunicación íntima e intensa con los receptores. La palabra "móvil" la agregué hace cuatro anos, especialmente debido al comienzo de las investigaciones sobre la tecnología digital móvil (GSM, WAP, GPS) con fines artísticos. Empecé mi práctica teatral en 1989 y durante los cuatro anos siguientes estuve trabajando con Bojana Kunst en experimentos teatrales, que llamamos instalaciones teatrales. A través de ellas estudiamos las relaciones entre el cuerpo del actor, del bailarín y del espectador, de la energía física, la trama íntima y el examen privado del actor en el espacio público (el teatro). Desde 1996 he estado trabajando en Internet. Empecé con el llamado net art virtual clásico, después me pasé a los proyectos multimedia emocionales móviles y comunicacionales, y en este momento estoy trabajando sobre todo en guerrilla intermediática y en aspectos políticos de la comunicación digital íntima móvil, en otras palabras -net performance. Tengo mi propia productora: Intima Virtual Base. Aquí estoy trabajando en soluciones tecnológicas simples para el arte táctico y las estrategias emocionales. La base de mi trabajo sobre Internet es la investigación de los canales y las estructuras comunicacionales fluidas, zonas interiores peligrosas de las comunicaciones íntimas.
Me encanta el vino tinto, las largas cenas con mis amigos, hacer footing con Kraftwerk en mi reproductor MP3 y tomar un café grande cada manana.

AV: Ya que pactamos que ésta iba a ser una conversación teórica, más concretamente una conversación en la que intentaremos conceptualizar y contextualizar teóricamente tu trabajo en el campo digital, es decir las Net-performances, la parte teórica de mi segunda pregunta no puede pasar por alto tras tu primera respuesta. Por lo tanto, estoy pasando a la pregunta teórica más difícil sobre tu trabajo: el concepto de la intimidad, la intimidad que tiene lugar en el contexto de un medio tan abierto y tan de masas como Internet. Quisiera comenzar con cómo sitúas estos dos conceptos y prácticas auto-poéticamente: lo íntimo y lo público. Para empezar, sería útil que situases los temas y los problemas de tus performances en un contexto más amplio, en vez de relacionarlos solamente con tu propia obra de forma específica.

IS: No hay mayor intimidad entre el público y viceversa. Cuando se entienden la intimidad y el público en su forma más radical, más total, son solamente dos performances del mismo hecho, del mismo placer. Por eso creo que Internet es uno de los medios más íntimos que se hayan creado hasta ahora. Precisamente por esa franqueza casi total que redujo lo público a la intimidad completa y lo lanzó a la órbita pública. Un ejemplo de la reducción que he mencionado puede encontrarse fácilmente aquí, en casa. Estoy sentado delante de mi ordenador, en la intimidad, viendo una película porno que otros miles están viendo más o menos a la vez. Pero exactamente ese "más o menos a la vez" es muy importante, porque nos da a cada uno de nosotros una sensación fantástica de individualidad. No es televisión, de manera que no tienes que estar exactamente a la misma hora delante de la pantalla como "todos los otros". No estamos por lo tanto en el estadio de fútbol. No, estamos en nuestro cuarto, en nuestra intimidad, de modo que el "más o menos a la vez" está individualizando la utopía, reduciendo al público, podemos decir que está individualizando al público y creando placeres exquisitos.
Y mi ejemplo para lanzar o abrir lo íntimo / la intimidad al público más amplio no necesita más explicaciones. Todos estamos familiarizados con el uso masivo de webcams baratas que la gente instala en sus apartamentos para abrir las puertas de su extrana intimidad al público en general. Excepto en ese caso, en esos medios la relación entre íntimo y público depende de otro elemento importante: la cuestión de la identidad. Internet permite fantásticos cambios de identidad, con lo que esas diversas identidades consiguen una dimensión temporal que puede aparecer y lograrse en unidades temporales muy cortas, exactamente del modo en que el tiempo se acelera en el mundo análogo. Esto, en el contexto de las identidades "cambiantes" es importante para entender la relación entre íntimo y público. Es más, esto es exactamente lo que constituye la relación fluida entre lo íntimo y lo público en Internet. Por ejemplo, si en este momento soy la seductora cantante croata Severina (y si tomo su identidad en Internet, soy realmente ella), un segundo después puedo ser una persona totalmente diferente, quizá incluso no una persona, sino un código, bytes, información.
Es cuestión de teclear una clave. Simplemente por culpa de ese elemento conectivo temporal (la identidad) que tan irreconociblemente conecta lo íntimo y lo público, la vida llega a ser fácil, sencilla, sin problemas, ideal... ?No es ésa una situación ideal para la aparición de las tácticas terroristas, las estrategias de guerrilla y otras políticas radicales?
Y masturbarme con porno en mi teléfono móvil en medio del bulevar Unter den Linden en Berlín sería una historia totalmente diferente sobre lo íntimo y lo público. No estamos viviendo en un mundo, estamos viviendo en dos mundos.

AV: ?No crees que solamente queda un rastro de la intimidad en esta sociedad de los hiper-mass-media? O ?hubo alguna vez un tipo de intimidad distinta? ?Y una individualidad diferente? Estoy dejando estas preguntas abiertas a propósito para que puedas planteártelas como patéticas o como perspicaces. Elige la clave, está en tu mano.

IS: Me tomaré esta pregunta muy seriamente porque es uno de los parámetros más importantes de mi posicionamiento respecto a la sociedad contemporánea. Hubo una época en la que vivimos una ilusión de intimidad, de amor libre y de utopía dirigida. No estoy diciendo que fuese mejor que la comercialización abierta de hoy y el capital directo que no se avergüenza de nada y no tiene ningún dilema moral sobre la intimidad o la individualidad. Pero, de hecho, es exactamente por ello por lo que estamos viviendo en las condiciones actuales de guerra que rodean nuestra vida diaria hasta el último segundo. Hace tiempo fumábamos porros en la playa y teníamos una cantidad ilimitada de tiempo libre. Para los hippies anos 70 y para los activistas de los últimos 80 (que vivieron el principio del uso masivo de Internet) la intimidad y la individualidad eran gratis. Hoy cuestan una fortuna. Las multinacionales nos ofrecen la individualidad y la libertad a un precio muy elevado y durante un tiempo corto, muy limitado -sólo hasta que otro producto salga al mercado. !Usa nuestras almohadillas higiénicas y "sé libre"! !Compra nuestro teléfono móvil y "sé diferente"! !Compra nuestros jeans gastados y "sé tú mismo"! Así pues, si quiero ser independiente, diferente y libre, tengo que pagar. Hace un par de anos, los lemas sobre individualismo, radicalismo, diferencias etc. estaban reservados para el arte. Hoy son los principales eslóganes del capital. El segundo punto importante es que cuando compramos esa libertad e individualidad en los centros comerciales, estamos comprando algo que ya tenemos y que no se supone que tengamos que volver a comprar. Esto indica un alto grado de desinterés, renuncia, e incluso catástrofe de nuestra sociedad. Me encanta ir de compras y a veces me provoca una satisfacción orgásmica. Pero todavía, quizás porque soy un poco ciber-comunista romántico, en la intimidad echo de menos aquella libertad sin costos y a veces querría ir al bosques a luchar por algún ideal perdido.
Quisiera senalar que la intimidad hoy en día tiene un papel muy específico (para mí el más importante y esencial) en la sociedad de los hiper-mass-media: la resistencia política. El acto más íntimo es el que hacemos sin una causa. Poner bombas y detonadores en tu cuerpo e ir al centro de Tel Aviv, activarlos y matar a veinte personas es un acto político aburrido que no interesa ni siquiera a los medios. Una situación totalmente diferente sería poner esas mismas bombas alrededor tu cuerpo e ir lejos, a los profundos bosques de Laponia y hacer lo mismo: explotarte en pedacitos. En estas circunstancias, el acto pierde su componente mediático y se convierte en un acto totalmente íntimo, privado y en una resistencia política seria. Yo estoy trabajando intensamente en conceptos sin causa, pueden verse en algunos de mis proyectos recientes (Ballettikka Internettikka, S.HTML security, We Finns, we don't use chains!, MomEnt.16: Orgasmus im Berlin, etc.). En esas circunstancias la mejor respuesta a tu pregunta sería quizá: no, la intimidad no se evapora hasta el punto de dejar solamente un rastro; la sociedad de los hiper-mass-media no puede destruirla, sólo puede transformarla.
La "intimidad sin causa", es hoy en día la resistencia más radical al capital; como en la Praga comunista nos recuerda Milan Kundera- las orgías de intelectuales en apartamentos privados eran la culminación de la unificación política de la oposición. Así pues, el orgasmo es la manifestación suprema de la participación política. Nada ha cambiado.

AV: Aún así, el mundo es inmensamente diferente...
Mencionaste un aspecto muy importante de tu trabajo y propongo que intentemos desarrollar y posicionar tus net-performances en el actual macro-contexto político, económico y social. La tecnología digital, especialmente Internet, con su flujo débil limitado de información, es adecuada para lo global, que significa muy débilmente limitado, Capital. Cuando estoy hablando de límite débil, expreso literalmente el sentido de Marx de la lógica estructural anónima de la transnacionalidad, la transindividualidad, etc. del capital que consigue un desarrollo enorme en la edad digital. Para Internet, como para el capital, en cierto modo "todo sigue igual". Es como si tuviese su propia lógica que no tiene mucho que ver con los participantes. De alguna manera ambos están despolitizados hoy: no importa si eres chino, indio o americano, varón o mujer, blanco o negro, hetero, homo o bisexual...
Si lo llevamos al net-teatro y a tu trabajo, me interesa una cosa: ?Piensas que puedes re-politizar Internet (capital global) con esta práctica del arte? Si es que puedes ?cómo? ?Con "acciones de guerrilla"? ?O con intervenciones íntimas en el espacio público indiferente de Internet?... ?Y cómo puedes evitar que esto quede atrapado reconfirmando la estructura de la red en la que tiene lugar? ?Piensas que en caso de la intervención de la intimidad podemos hablar de una cierta clase de "mal funcionamiento", algún punto donde la extensión débilmente limitada de Internet comience a chirriar, para mostrarse muy limitada? Y eso quiere decir: ?económico y político? (no estoy sugiriendo una respuesta, simplemente me lo pregunto).
Estoy de acuerdo contigo cuando hablas de los intelectuales checos de la era del socialismo efectivo, pero el macrocontexto ha cambiado y hoy esa clase de acto político sería un "modo de vida correcto" incluso en la República Checa.


IS: Mi respuesta no tiene sentido. No soy un activista de red; nunca lo fui. A mediados de los anos noventa cuando aparecieron las net-iniciativas de activismo, que politizaron Internet y se conectaron a las net-iniciativas artísticas (Nettime, Syndicate, etc.), me reí de ellos (aunque era un miembro activo) y seguí masturbando mi intimidad cerrada, claustrofóbica, sin sentido. Admito (y nunca lo he negado) que Internet es totalmente comercial, y nunca lo ha sido tanto como lo es hoy. Va siempre de la mano con el capital y el consumo. Por esto tu pregunta me deprime totalmente y me desarma y me deja muy triste y desamparado.
... Así que haré un descanso y tomaré un café...
Ya he vuelto. No he encontrado ninguna solución... En mi opinión todo es inútil, nada ayuda, ni las acciones de guerrilla, ni la propaganda política ni la filosofía. Y cuando la filosofía no ayuda, la situación es realmente desesperada. Incluso si creía en en algo con fuerza, en las cosas más importantes de mi vida: trauma, imposibilidad, fantasía, silencio, utopía y filosofía. Pero si puedo reírme (aunque positivamente) y leer el análisis de Zizek de la política occidental contemporánea, entonces todo está realmente condenado. Todo con lo que nos dejan es su ironía. Pero el problema es que la ironía nos vuelve aún más amargados. Todo alrededor de nosotros es simplemente "interesante" y no "cambiable". Podemos distanciarnos de cualquier cosa. Solamente hay tácticas y estrategias; nada es verdadero y tangible. Cada acto nuestro -por muy peligroso o ilegal que sea- no es más que un "modo de vida correcto" que no tiene ningún valor porque funciona solamente en un momento específico. Al momento siguiente las reglas y la manera de vivir, cambian. La intervención de la intimidad por muy radical y directa que sea, carece de sentido en ese contexto. Ni siquiera es el típico "mal funcionamiento", se convierte en un juego sin valores, mi compromiso personal no tiene ningún valor, no significa nada y es totalmente autorreligioso. El juego de "cómo sobrevivir", el anuncio, la propaganda, la provocación, las "relaciones públicas" románticas. Eso también concierne a esos checos en sus orgías: quizá disfrutan, pero hoy parecen lerdos si las hacen o, peor aún, si las hacen sin una razón.
Desde esa perspectiva, Internet es apenas uno de los elementos activos del funcionamiento del capital, es solamente una parte de la sociedad y no es de ninguna manera distinto a ella. Está totalmente limitado, definido, controlado. El fascismo de Internet, que incluso los virus no pueden romper, es una radiografía excelente, no sólo de la hegemonía moderna del capital, sino también del arte contemporáneo, del sistema de curadores y del mercado del arte. Si a mediados de los anos noventa Mladen Stilinovic dijo "un artista que no sabe hablar inglés, no es un artista", esto hoy significa concretamente que "un artista que no puede enviar un comunicado de prensa (en inglés), no es un artista". Nada puede ser "re-politizado" porque todo está ya "capitalizado". Incluso la democracia está despolitizada. Ya no es un concepto filosófico,se ha convertido en un concepto totalmente económico. Ser diferentes (de la oposición, Chinos, xy-sexuales, terroristas, inválidos, etc.) es simplemente un campo nuevo para la comercialización o un nuevo mercado para vender productos. De esa manera, la undécima tesis de Feuerbach suena hoy como un estúpido anuncio de pasta de dientes: el "Die Philosophen haben die Welt nur verschieden interpretiert; es kommt aber darauf an, sie zu verändern" ("Hasta ahora los filósofos simplemente han interpretado el mundo de varias maneras; el asunto es en cambiarlo"). El único significado de esta tesis es: compre una crema dental nueva, utilice nuestra marca, no la suya, porque la nuestra es la mejor, hasta que por la tarde saquemos una nueva al mercado.
Por esto no me has enfadado al hacerme esta pregunta, porque preguntándome rompiste la ilusión de nuestra discusión sobre arte. ?No estamos acaso hablando de cólera sin pasión, de la relación de los no-consumidores inexistentes y sin registrar de las esquinas de la metrópoli y de las favelas con el capital internacional? Y sobre la relación (que es realmente una relación inexistente) de ese capital con ellos... De acuerdo, para mí es incluso mejor, porque no tenemos que seguir escondiéndonos detrás de algunas ideas pasadas de moda. Según la estadística automatizada una media de 10.000 personas al mes visitan mis proyectos online. ?Qué están buscando? ?Trabajo? ?Una tejado sobre sus cabezas? ?Status de refugiado o ciudadanía? ?Sexo? ?Democracia? ?Pasta de dientes? ?Amor sin compasión?

AV: ?O teatro?... Vamos dejar esas preguntas abiertas por ahora... Estoy interesada en otro aspecto de esta contextualización, en un concepto/contexto más concreto del arte y del teatro. Por tanto, ?cómo posicionarías la net-performance (especialmente tu trabajo) en el contexto de la tradición y la historia del teatro occidental? (sobre todo estoy pensando en tus proyectos, como Ballettikka Internettikka y Oppera Teorettikka Internettikka.) ?Lo consideras un punto de la discontinuidad, una "ruptura" de esa historia? ?O un paso en su evolución? Especialmente teniendo en cuenta el hecho de que ésta es la primera práctica teatral (conocida) que no se basa en la actuación y la presencia en vivo, redefiniendo así el concepto de "actuación en vivo". Si decimos que el net-teatro también se realiza a sí mismo a través de la actuación en vivo -- y así se entiende a menudo - entonces necesitamos otro criterio, porque los viejos no valen... Y además, Lev Manovich llama meta-medios a los medios digitales porque se basan en el uso y la redefinición de elementos de medios anteriores. ?Llamarías a tu teatro meta-teatro (meta-ópera, meta-ballet, meta-performance) en ese sentido?

IS: Creo que podemos hablar de continuidad. No veo la historia de las artes como un hecho o territorio discontinuo (cada ruptura se une a una condición anterior y crea conceptos o anti-conceptos a partir de ella) - incluso si inmediatamente "agarro un revólver cuando oigo la palabra teatro" porque tengo grandes problemas en entender esa idea y conectarla íntimamente con mi trabajo. Me siento mucho más relajado y libre cuando hablamos del arte de comunicación y a partir de ahí, del teatro. Es verdad que, de una manera algo retorcida, el teatro es un arte totalmente "inclusivo" (por eso siempre eres tan violento / agresivo con los otros medios y el arte en sí mismo) con lo que incluso en su forma más clásica, podíamos perversamente llamarlo "multimedia", incluso acto "intermediático". Pero cuando hablamos de la net-performance, no estamos hablando tanto de teatro y elementos teatrales como de protocolos comunicacionales, que incluyen las prácticas del arte visual contemporáneo y las performances post-dramáticas, aunque con la comunicación aún en primer plano. Porque esos protocolos comunicacionales utilizan diversos niveles tecnológicos (móvil, reducido, satélite, deslocalizado), temporales (las diferencias individualizadas en nanosegundos o incluso husos temporales) y otros especializados, con lo que sería muy difícil aplicarlos al teatro. Por otra parte: es imposible explicarlos con la teoría del teatro por muy post-dramático y contemporáneo que sea. Por eso la teoría de Manovich sobre meta-medios es tan similar a la mía y puedo identificar fácilmente mi trabajo con la meta-ópera y el meta-ballet. Especialmente porque Manovich conecta su tesis con la teoría basándose en los datos que representan posibilidades ilimitadas de combinación y relaciones peligrosas -de las que Bojana Kunst habla- que son necesarias de antemano para el funcionamiento de los meta-medios, y también uno de los puntos estructurales más importantes de mis estrategias políticas y tácticas íntimas.

AV: Finalmente, tengo una pregunta más específica -?Cómo te ves y te sitúas en la práctica net-teatral? Digamos que el perfil de este autor es su "subjetividad" (autor-sujeto, artista esloveno contemporáneo de net-performance Igor Stromajer) y su "fisicalidad" (individuo físico material Igor Stromajer, y tal y cual..., que quiere esto y lo otro, que le duele aquí y allí...). Es decir estoy interesada en dos relaciones comunes que pienso importantes. La primera es: entre el gran Autor-Tema del modernismo occidental, el post-moderno y el poste-estructuralista descentralizado, desfragmentado, sujeto-autor disperso después de Barthes y Foucault (es decir, la muerte del autor), y autor-simulacro virtual del net-arte y el net-teatro que funciona al mismo tiempo con las redes de significantes que están ya en movimiento (y de esa manera renuncia a su "núcleo duro") pero de cierta manera devuelve "la creación" ex nihilo porque con la tecnología digital él o ella genera la misma realidad cada vez, y no lo expresa, no lo demuestra, no lo performatiza... La segunda relación en la que estoy interesada es: entre mi único, experimentado, frágil y resistente cuerpo real con sus regulaciones (sociales, institucionales) que se introduce en la práctica artística, y mi (también único y experimentado ?seguro?) cuerpo arbitrario y factual de la realidad virtual y de sus autorregulaciones, que se incorpora a una obra digital o de net-art.

S: Comenzaré conmigo. Mi cuerpo finge que es fuerte, resistente. No soy un modelo, nada más lejos de la realidad -a menudo tengo problemas con qué ponerme para parecer incluso más atractivo- pero está más o menos bien; mi cuerpo puede aguantar mucho. Fue en una bicicleta de Ljubljana a la playa, durmió en el desierto de Sáhara, caminó en invierno muy lejos a través del mar congelado en Finlandia, se deleitó con los vientos de las montanas rocosas canadienses, sobrevivió al calor tropical del Singapur ecuatorial. Pero casi no sobrevive a una infección grave del metro de París el ano pasado y tiene las manos aranadas hasta sangrar de atornillar mi cama nueva la semana pasada. Los pechos de las mujeres y el ratón de la computadora han estropeado mi cuerpo. Su condición principal son los cambios constantes y rápidos de la soledad y el placer. Y su único estado autoral es - en palabras de Bataille - un momento de silencio después del orgasmo, experiencia íntima profunda como autor, confusión frágil de lo inseguro, amor en el escupitajo de la mirada superficial y la simplicidad del momento fascinándose en el reino de la ansiedad. No menosprecio al autor disperso postmoderno, porque lo he experimentado físicamente en las novelas de Robb-Grillets. Pero soy lo bastante autorreligioso como para poder exceder mi propia desfragmentación, dar un punetazo a la mesa y tomar una decisión autónoma y no política en los momentos clave. El erotismo es silencio, en el cuál - como sujeto-autor disperso contemporáneo, guerrilla urbana de movimientos rápidos sin una meta, consciente de su debilidad -- traza movimientos que hacen época, fuertes, colosales, patéticos, espectaculares, a lo Napoleón. Esa dualidad está constantemente destruyéndome, fascinándome y debilitándome.
Y terminaré contigo. No sé nada sobre tu cuerpo, tu fragilidad. En mi mente eres una mujer inteligente e independiente que se controla y autorregula totalmente, cuando se trata de arte, elecciones parlamentarias o placeres sexuales. Tu experiencia con el arte digital o en red no es virtual; es siempre física incluso cuando tiene que ver con contactar con información, códigos o máquinas. Las máquinas se disfrutan en sí mismas y son muy hermosas. En contacto con ellas puedes también - como el que está consiguiendo la comunicación con ellas, llamémoslo obras de arte - llegar a ser hermosa. Por eso te amo sin límites.

AV: Gracias por esta conversación, Igor. Y dejaremos a los lectores decidir después de esto si van a "agarrar un revólver cuando oigan la palabra net-teatro" o a la manera godar-zizekiana dar la vuelta a las cosas y "agarrarse al net-teatro revólver cuando oigan la palabra revólver".


© A Mínima - Madrid, Espana, mayo 2005
Igor Štromajer Intima Virtual Base Virtualna baza Intima Igor Stromajer www.intima.org Igor Štromajer








Ballettikka Internettikka

 
Intima Virtual Base - www.intima.org